¿POR QUÉ NO HACEMOS RECONOCIMIENTOS PARA BUCEO?

0

 

Si bien en un principio anunciamos que n Instituto Médico Carrión hacíamos reconocimientos médicos para buceo, así como para otros deportes, desde el princiio teníamos dudas sobre la cualificación que como médicos debíamos tener para dicho reconocimiento dadas las características especiales de las Actividades Subacuáticas y los riesgos que pueden suponer de descompresión, necesidades hiperbáricas, etc.
En la red se puede ver como hay quien anuncia que las pruebas consisten en ver si hay caries, la actividad cardíaca, un ECG, una espirometría, etc. La cuestión no es qué pruebas se deben llevar a cabo, sino quién está cualificado para interpretar su resultados acorde con la actividad de subamarinismo que se va a llevar a cabo. Es por ello que nos dirigimos al Dr. Agustí Ruiz, Director Médico de la FEDAS (Federación Española de Actividades Subacuáticas), quien amablemente nos aclaró si podíamos o no hacer dichos reconocimientos, sin ser especialistas en Medicina Subacuática.
Nos dice el Dr. Ruiz, que las únicas referencias legales en España a las revisiones médicas del buceo corresponden a:
• Orden de 25 de abril de 1973 (BOE 173, 20 de julio). Aprueba el reglamento para el ejercicio de actividades subacuáticas:
Esta orden regula, entre otros, el tipo de reconocimiento médico, las exploraciones complementarias mínimas y los criterios de exclusión.
Como podrá imaginar está totalmente desfasada (tiene más de 38 años la orden….) y es, facultativamente hablando, inaplicable en muchos aspectos. La medicina, por suerte, ha evolucionado en todos los campos y también en el del entorno hiperbárico.

• Orden de 14 de octubre de 1997, de Ministerio de Fomento (BOE 280, 22 de noviembre). Regula las normas de seguridad para el ejercicio de la actividades subacuáticas:
Capítulo IV, art. 25 de los reconocimientos médicos
Determina la titulación universitaria específica exigida a los médicos para poder expedir los certificados de aptitud en el buceo profesionales y deportivos.
Esta orden también determina la obligatoriedad de realizar una revisión anual para los títulos profesionales y una cada 2 años para los deportivos
En esta orden se especifica quien puede, o mejor dicho, quien está acreditado, para las revisiones médicas del buceo:

Es decir han de ser médicos con formación y titulación universitaria específica en medicina subacuática, expedida por un organismo oficial: Administración Pública y/o Universidades.

Hay quien hace interpretaciones difíciles de digerir. La realidad es que en algunas comunidades autónomas son bastante estrictos en cuanto a la aplicación de este requisito. No vale el haber hecho cursos de buceo. Me permito recordar que en medicina legal cuando hay problemas no valen interpretaciones rebuscadas.

Es por lo anteriormente expuesto, y por nuestro respeto a la seguridad y la vida de quienes acuden a nuestro Centro, que al no poseer la acreditación adecuada en medicina subacuática, optamos por no hacer los reconocimientos médicos para buceo, dando así la oportunidad a los potenciales clientes, de acudir a un centro donde sus médicos sí posean dicha acreditación y pueden llevar a cabo los reconocimientos adecuados, con todas las garantías que el proceso requiere.

Desde Instituto Médico Carrión deseamos a todos los practicantes de actividades subacuáticas, que disfruten de la actividad con toda la seguridad posible. Buen día.