LOS MEDICAMENTOS Y LA CONDUCCIÓN

0

LOS MEDICAMENTOS Y LA CONDUCCIÓN.

(Extraido de CRC On line)

¿Los medicamentos influyen en la conducción?
Si, un número elevado de conductores conducen bajo la influencia de algún tipo de medicamento, lo que supone en algunos casos un mayor riesgo de sufrir un accidente.

¿A qué se debe el efecto negativo que pueden tener algunos medicamentos sobre la conducción?

  1. A la capacidad depresora que tienen algunos medicamentos sobre el sistema nervioso central, ya que modifican las condiciones psicofísicas del conductor (sensoriales, psicomotoras y decisionales).
  2. Y a los efectos secundarios o no deseados que pueden producir: somnolencia, visión borrosa, agitación, sedación, pérdida de reflejos, hipoglucemia, etc.

¿Qué medicamentos son potencialmente más peligrosos?
Los que se usan para tratar: estados psicóticos, depresión, ansiedad, epilepsia, insomnio, vómito, trastornos cardiovascu¡ares, diabetes, contracturas musculares, dolor, alergias, estados catarrales y gripales, etc.

¿Qué disminuirá el riesgo de sufrir un accidente cuando se está tomando algún medicamento?

  1. Conocer si el medicamento puede alterar la capacidad para conducir y sus efectos secundarios, para que en el caso de que aparezcan sepan reconocerlos. Lea los prospectos.
  2. No se automedique, ni tome varios medicamentos a la vez si no es por prescripción médica, respetando las dosis y el tiempo indicado.
  3. Tener especial cuidado en las primeras horas o días del inicio de un tratamiento, cuando se añada otro medicamento o cuando se produzca un cambio de la dosis.
  4. Si sigue un tratamiento crónico, no lo interrumpa por su cuenta ni de forma brusca, déjelo en manos de su médico.
  5. Tener cuidado con los medicamentos que se utilizan para las alergias, para los catarros, gripes y para el dolor etc., ya que por lo general son de automedicación y suelen estar compuestos por antihistamínicos y/o codeína que son depresores del sistema nervioso central.
  6. No mezcle los medicamentos con alcohol o drogas, puede ser muy peligroso ya que se potencia sus efectos.
  7. Si observa que la medicación interfiere en la conducción procure no conducir hasta que disminuyan o desaparezcan los síntomas y si conduce habitualmente dígaselo a su médico, para que le recete o cambie, el medicamento por otro que interfiera menos en la conducción.